8 consejos para la instalación del muelle | El manitas de la familia

Es cierto que el trabajo inicial de instalación del muelle es grande, pero es una parte necesaria para preparar su cabina para la temporada. Puede contratar un servicio para que se encargue de ello, o puede ahorrar ese dinero para comprar un juguete acuático nuevo y encargarse de la instalación usted mismo.

Ya sea que esté instalando un muelle flotante, un muelle de cuna, un muelle de pilotes, un muelle de tuberías o un muelle elevador, los siguientes consejos ayudarán a que su proyecto de instalación de muelle se desarrolle mucho más fácilmente, brindándole más tiempo para disfrutar de su escapada junto al agua. Luego, aprenda también a preparar un muelle para el invierno.

Elija el material de terraza adecuado

Si está construyendo su muelle desde cero en lugar de utilizar un kit prefabricado, es importante elegir el material adecuado. Esto es válido para todos los tipos y estilos de muelles. La superficie superior de su muelle recibirá golpes con el paso de los años. Los rayos ultravioleta, el viento, las olas, la arena y el tráfico peatonal contribuirán lentamente al desgaste de su muelle. Por eso es vital elegir el material más resistente posible al desgaste y a la putrefacción.

Si tiene el corazón puesto en un muelle de madera, las tablas de cedro son su mejor opción. Los aceites naturales del cedro lo hacen extremadamente resistente a la putrefacción, y eso es clave en un ambiente con mucha humedad. Si no puede encontrar cedro, elija pino o abeto tratado a presión, siempre que su municipio permita madera tratada en los lagos.

O bien, omita la madera por completo y opte por una plataforma compuesta. Hechos de una mezcla de fibras de madera y plástico, los compuestos no se pudren, no requieren acabado y son excepcionalmente resistentes al desgaste.

Marque para sus sujetadores de muelle

Como aficionado al bricolaje preocupado por la productividad, la eficiencia en los proyectos de construcción probablemente le importe, como debería ser. El problema es que la eficiencia a veces puede ser una excusa para tomar atajos, lo que lleva a resultados más descuidados y menos profesionales. Esto puede suceder con todo tipo de proyectos de construcción, incluida la instalación de muelles.

Una de las formas más comunes en que la gente toma atajos al construir muelles es no marcar los sujetadores. La idea de medir a lo largo de cada tabla de su muelle y luego marcar líneas con lápiz para guiar la ubicación de los clavos o tornillos puede parecer exagerada, pero la diferencia visual que hace es enorme. No importa qué tan buenos sean tus ojos, nunca clavarás todos los clavos y tornillos a una distancia constante de los bordes y extremos de las tablas, con el mismo espacio entre ellos, sin medir.

Invierta un poco de tiempo con una cinta métrica y un lápiz, y haga que los sujetadores queden rectos y espaciados uniformemente. Hacerlo le dará a su muelle una apariencia mucho más ordenada y profesional de la que estará orgulloso cada vez que amarre su bote.

Utilice sujetadores de muelle galvanizados

A menos que opte por una unidad flotante hecha exclusivamente de espuma o plástico, su proyecto de construcción de muelle probablemente implique colocar sujetadores. Estos pueden ser clavos para marcos, tornillos para terraza, tirafondos o varillas roscadas, según el diseño de su muelle y lo que esté fijando.

Independientemente del tipo de sujetador, es imprescindible elegir sujetadores galvanizados en caliente. Los clavos, tornillos y pernos normales y sin recubrimiento pueden parecer robustos, pero se oxidarán como locos tan pronto como se mojen. Déjelos por mucho tiempo y perderán suficiente metal como para debilitarse críticamente, poniendo en riesgo todo el muelle. Los sujetadores galvanizados en caliente resistirán el óxido durante años, incluso cuando estén constantemente expuestos a los elementos.

Alquile el equipo adecuado

Conductor de pilaSupersmario/Getty Images

Dependiendo del tamaño, la forma y el diseño de su muelle, es posible que necesite contratar maquinaria pesada como una excavadora o un martinete para instalarlo. Alquilar estas máquinas no es barato, pero para una instalación en muelles grandes, pueden ser su única opción.

Las cunas de madera que sostienen los muelles, por ejemplo, son grandes y pesadas, incluso antes de llenarlas con piedras. Es posible que puedas arrojarlos al agua manualmente con la ayuda de algunos amigos fuertes, pero las cunas más grandes hacen que esto sea poco probable. Una excavadora puede facilitar mucho la instalación de la cuna. Algunas cadenas colocadas estratégicamente y un operador hábil harán que sus cunas lleguen al agua en poco tiempo.

Para los muelles de pilotes, lo más probable es que se necesite un martinete para clavar los pilotes en el lecho del lago.

Ancle su muelle flotante correctamente

En un lago profundo con un fondo blando y fangoso, o en un lago cuya profundidad fluctúa más de un pie en el transcurso de un año, un muelle flotante suele ser la mejor opción.

Tenga en cuenta el sistema de anclaje al instalar su muelle flotante. Los anclajes para bloques de concreto son la opción más fácil y común, y son fáciles de hacer usted mismo si su kit de muelle no los incluye.

Ya sea que elija anclas ya hechas o vierta las suyas propias, probablemente necesitará al menos cuatro para que su muelle sea lo suficientemente seguro como para evitar girar en condiciones de viento y olas. Apunte a un peso de anclaje individual de al menos 250 libras. más o menos, más aún si tu muelle es grande. Sujete un ancla de concreto a cada esquina de su muelle con cadenas galvanizadas gruesas, entrecruzando las cadenas para que cada ancla quede adyacente a la esquina del muelle al que está sujeta. Esto hace que la instalación sea más fuerte.

Asegúrese de sujetar las cadenas del ancla al muelle utilizando eslabones de cadena resistentes que se puedan abrir. De esa manera, puedes quitar el muelle cuando cierras tu cabina al final de cada temporada y reemplazarlo fácilmente la próxima temporada.

No escatime en maderas para muelles de cunas

Los muelles para cunas son un diseño de muelle extremadamente sólido y permanente que requiere poco o ningún mantenimiento una vez que están en el agua. Los muelles estilo cuna, fabricados colocando gruesas cajas de madera o “cunas” en el agua, llenándolas con piedras pesadas y luego construyendo la estructura del muelle en la parte superior, son un pilar para los pescadores y navegantes interesados ​​en enganchar sus embarcaciones a algo seguro y bastante permanente. El problema es que es fácil construir las cunas más importantes de manera incorrecta, lo que lleva a fallas prematuras.

Evite esto utilizando vigas gruesas tratadas a presión para la parte submarina del muelle de su cuna. Elija vigas de al menos 6 × 6 pulgadas. No olvides cubrir los fondos de las cunas con madera, para que las rocas no se hundan lentamente en el fondo del lago. Antes de construir, verifique que su comunidad no prohíba el uso de madera tratada a presión en los lagos locales.

Elija el lugar adecuado para su muelle para tuberías

Los muelles de tuberías son fáciles de instalar y mantener, pero necesitan el lugar perfecto para funcionar: aguas poco profundas con un fondo de lago bastante firme.

Dado que los muelles para tuberías están montados sobre patas de aluminio o “tuberías” que llegan hasta el fondo, tendrá muchos problemas para instalar uno si el agua es mucho más profunda que seis o siete pies. Y si está trabajando con el fondo de un lago extremadamente blando y limoso, es muy probable que las patas se hundan con el tiempo, llevándose consigo el muelle. Una solución alternativa para los lagos de fondo blando: agregue placas planas de aluminio llamadas patas de tubería a los extremos de las tuberías como soporte.

Monte su plataforma elevadora sólidamente

Si planea instalar un muelle elevador que se incline fuera del agua durante la temporada baja, es vital anclar la placa de bisagra correctamente. Necesitará algo plano, pesado y fuerte para atornillar la placa de bisagra y garantizar que el muelle se levante y atraque correctamente cuando se conecte a un cabrestante.

Si tu sección de costa está hecha de roca plana e intacta, estás de suerte. Con un taladro de roca y algunos pernos de anclaje para mampostería, puede fijar la placa de bisagra directamente a la roca. De lo contrario, necesitarás verter una plataforma de concreto grande y gruesa (el tamaño exacto varía según el tamaño del muelle) o construir una cuna y llenarla con piedras. Ambas opciones proporcionan un respaldo sólido para la placa de bisagra de su plataforma elevadora.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a 8 consejos para la instalación del muelle | El manitas de la familia puedes visitar la categoría Outdoors.

Subir